1º Objetivo Minimalista: 21 días mínimos de meditación

Se suele decir que para conformar un hábito basta con repetirlo asiduamente entre 21 y 60 días.

El número 21 tiene una connotación numerológica importante porque la suma de 2 y 1 da 3.

3 para la numerología cabalística, significa la expansión, la interacción y la transformación. Simboliza entre otras cosas el cambio. Entonces 21 días serían suficientes para provocar un cambio interno en relación a nuestros hábitos.

Da igual la anterior nota de color si realmente no te hace sentido la numerología. Lo importante es definir que 21 mínimos días de hacer algo continuamente puede provocar cambios asombrosos, y comenzar a notarlos.

¿Qué es lo mínimo para comenzar a meditar?

No se necesitan agrupaciones, ni asociaciones religiosas y mucho menos de new age. Tampoco se necesitan audios grabados ni una guía en directo (pero sí que es mucho mas fácil y divertido al menos para aprender). Lo mínimo indispensable es sentarse, cerrar los ojos y prestar atención a la respiración. Meditar es sólo eso: Prestar atención. Se comienza prestando atención a la respiración, para entrenar a la mente a mantener el enfoque, pero también se puede meditar prestando atención a la respiración mientras se lava los platos, se limpia la casa, se viaja en el tren, entre el tumulto de la ciudad, entre los problemas de la vida cotidiana. Ahí está el mayor desafío de mantenerse consciente, saber que los problemas no se van a erradicar, y sin embargo, mantenerse en paz en medio de todo este caos que es la vida.

albert-henry-krehbiel-meditation-painting-
“meditación pintura” Albert Henry Krehbiel – óleo sobre lienzo – 1906

Para empezar a meditar y avanzar en ella, recomiendo esta lista de reproducción. Sin ideologías New Age, sin fantasías ni infantilismos, sin irresponsabilidad ni falsas creencias. Sin ningún objetivo mas que la meditación en si misma…

¿Qué se gana con la meditación?

Se gana calma mental, pero también emocional. Al tranquilizar ambos aspectos de nuestra humanidad podemos pensar mejor, ejecutar mejor nuestros oficios y tareas, relacionarnos de un buen modo con las personas, tomar decisiones más inteligentes.

También se aprende a respirar, oxigenando de un modo mas profundo nuestro cuerpo. Años atrás he notado una mejora exponencial en la ansiedad, otros han experimentado la sanación absoluta de la depresión y ataques de pánico sólo por el hecho de que se aprende a anticipar esas emocionalidades y a desmenuzarlas internamente hasta aprender de ellas. Optimiza nuestro estado anímico.

Se pueden obtener miles de beneficios más de la meditación, pero como no quiero spoilear, lo dejo en manos de la experiencia de cada uno…

Con la meditación sabes cómo cuidar de las cosas que ocurren en tu interior y sabes cómo cuidar de las cosas que ocurren a tu alrededor”. Tich Nhat Hanh

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s